CÓMO HACER QUE TU BLOG SEA SÚPER BONITO - LaWebChic
16287
single,single-post,postid-16287,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

CÓMO HACER QUE TU BLOG SEA SÚPER BONITO

cómo diseñar un blog bonito

CÓMO HACER QUE TU BLOG SEA SÚPER BONITO

Si estás en ese punto en el que parece que algo no funciona en tu blog, que estás subiendo contenido a menudo, pero cuando te pones a ver las visitas que tienes, te entra una depresión, porque no lo entiendes y no sabes qué le falta, puede que este post sea para ti. Te cuento 5 maneras de mejorar tu blog: pasos sencillos que darán un plus a tus posts y harán que tu blog sea súper bonit0, lo que te ayudará a captar más seguidores.

  1. Añade más fotos

No importa lo buenos que sean tus contenidos, si no tienes imágenes que apoyen tus textos, tus lectoras se pueden aburrir y posiblemente terminará abandonando tu web.

No sé si sabes, que Google premia con mejor posicionamiento a los blogs o webs con visitas largas, o sea, que es muy importante mantener a los visitantes en tu blog el mayor tiempo posible: es lo que se llama “tasa de rebote”. Una alta tasa de rebote ocurre cuando los visitantes abandonan rápidamente la página inicial que cliquearon en tu blog, por lo que no van a ver tus otros artículos o páginas que tienes si entran y salen rápidamente.

 Lo que estás tratando de conseguir, todos lo intentamos, es atraer a lectoras comprometidas, que tengan curiosidad por leer todos los contenidos que estás escribiendo y que se queden un buen rato brujuleando de una página a otra, disfrutando de tus fantásticos contenidos y que luego quieran más. Por ejemplo, estas imágenes como ejemplo de lo que estás contando hacen el texto mucho más dinámico.

 

Como hacer tu blog super bonito

 

Añadir  imágenes a un post puede hacer mantener a tus visitantes más tiempo. Las fotos, dibujos o gráficos dividen y ordenan el texto, ayudan a identificar lo que has escrito y hacen que el lector se desplace hacia abajo para seguir leyendo. No tienen que ser imágenes muy grandes que lo ocupen todo, puedes incorporar también pequeñas a lo largo del texto de tus artículos. Cuando la añadas en un post, podrás elegir el  lugar y la posición: puedes fijarla al lado de un párrafo y el texto quedará chulo envuelto alrededor, o bien justo enmedio y centrada. 

Mi consejo es que mires cuáles son tus posts más populares y piensa si puedes incorporar unas cuantas fotos o infografías para cualquiera que aterrice allí de nuevas. O si te da pereza, empieza de ahora en adelante con más imágenes en tu siguientes posts.

 

  1. Hazlo sencillo

Cuanto más complicado sea navegar por tu web y leerla, menos estarán atraídos en volver. Haz un repaso a tus blogs favoritos, los que sigues desde hace tiempo y mira cómo están diseñados.  Los mejores blogs suelen ser bastante claros, agradables estéticamente, limpios y con los textos organizados. Cada componente del diseño de un blog de éxito tiene un sentido y existe por una razón. Si tienes elementos gráficos que no tienen importancia o no aportan valor… quítalos. Sólo conseguirán que tu web se cargue peor y distraigan la atención del contenido en el que has estado trabajando durante horas. ¡Haz que merezca la pena tu tiempo empleado!

 

Cómo hacer tu blog bonito

 

Y ¡cuidado con olvidarnos o dejar escondidos los links de acceso a nuestras redes sociales! He visitado blogs súper interesantes, pero cuándo he querido encontrar la cuenta de Instagram o de Facebook para seguirle me he vuelto loca.  He mirado de arriba abajo, scroll que te scroll… y nada. ¡No he dado con los botones socialesl! Pues han perdido un potencial seguidor.

Asegúrate de que los iconos de tus redes sociales están en el “primer pantallazo”, ocupando un lugar visible de tu blog antes de que tus lectores tengan que deslizarse hacia abajo.

 

  1. Personalízalo

 

Los blogs son humanos, eso es lo que atrae a los lectores. No están visitando la web de una empresa gigantesca donde nadie sabe quién hay tras los posts…. Están viendo el site de una persona honesta, genuina y pasional (¡seguro!). Si tu blog carece de cualidades personales, ¡tienes que dotarle de ellas ya!

 

Si puedes, añade información personal sobre ti en la página de Sobre mí. Si no quieres dedicarle una página entera, puedes escribir una reseña más cortita en la columna lateral (también llamada sidebar). Busca tu selfie favorito, edítalo como prefieras y ponlo dentro de un recuadro o círculo. Me suelo encontrar fotos de perfil en círculos que quedan genial en los blogs. Tener ahí tu foto permite al lector conectar contigo inmediatamente: verán una cara amiga tras tus palabras.

 

Dedica tiempo al encabezado o al banner de tu blog. Es lo primero que se van a encontrar al entrar a tu web, y, si todo te va bien, puede ser el boceto del logo de tu empresa en un futuro. Todo comienza eligiendo una fuente, así que tira de alguna web que te ofrece muchísimas fuentes descargables, como DaFont, donde puedes escribir el nombre de tu blog, ver cómo queda en todos los estilos diferentes y ¡luego descárgarte el que te guste más!

Una vez más, insisto: hazlo sencillo. Los logos nunca son complicados; se trata de algo que sea fácil de ver, leer y recordar.

 

  1. Encuentra tu nicho de mercado

A no ser que tu blog sea una especie de mercadillo que ofrece regalos de cualquier tipo y forma, lo ideal es que no publiques sobre todos los temas que se te ocurran.

Es muy importante que dediques un tiempo a pensar sobre qué te encanta escribir, sobre qué tienes algo que aportar o enseñar a tus lectores, sobre tus pasiones etc. Mira a ver de tus artículos, cuáles son los temas que más han gustado y han tenido más comentarios y visitas.  Es muy difícil ser buena en todas las temáticas, así que lo mejor es que te centres en un tema en concreto e intentes dar cada vez más valor para que tus lectores estén contentos.  Es más probable que seas un tu blog tenga éxito si te centras en lo que se te da mejor. Si te obsesiona por ejemplo la belleza, ¡escribe sobre temas de fotografía, o de diseño o de pintura, moda…. Si eres de las que sabe todo sobre dietas, escribe sobre alimentación sana, dietas equilibradas y añade temas de superación personal o automotivación. Los límites los pones tú. Mira sobre qué tema te suelen consultar tus amigas, o tus compañeros. ¿Qué tienes de especial?  Este paso es fundamental antes de empezar con un blog.

Una vez detectada tu temática, si te mantienes firme en mismo tema semanalmente, te harás una experta en él, porque vas a ir formándote a conciencia antes de escribir tu artículo.

Si por el contrario aún estás descifrando sobre qué tipo de blog quieres escribir, entonces sí puedes empezar publicar cualquier cosa que te inspire. Pronto te darás cuenta de aquello que más le gusta a tus lectores y de lo que les es indiferente.

 

  1. Acuérdate de tus lectores

Esto es algo difícil si te pasa como a mí, que a veces estás tan concentrada en los contenidos, las fotos, etc, que olvidas que detrás del blog hay personas reales que van a leerlo y quizás comentarlo.

Pero cuando empecé, algo que me ayudó a definir mi público objetivo y hablarles de tú a tú, fue en determinar mi “avatar“; es decir, visualizar lo más posible tu público, materializándolo en una persona en concreto, con nombres y apellidos. Tengo un listado con mi propio avatar, en el que me he inventado sus características, e intento escribir pensando en esta persona, como si estuviéramos tomando un café y charlando. Es más fácil cuando te diriges a una persona con nombre propio que cuando te diriges a una audiencia generalista. El lenguaje fluye más natural y menos en modo corporativo aburrido.

Haz preguntas en tus posts, menciona a tus lectoras, trátales como amigos (¡algunos de ellos quizás te conozcan mejor que los de la vida real!), y acuérdate siempre de contestar a todos los comentarios.

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Share This